Fotografías de la serie Impermanencia de Carolina Cardich

Video de José Vera Matos para la muestra Profecía es Memoria

La música del proyecto Violonchelo Solo de Fil Uno ha sido usada como parte de instalaciones de fotografía, artes plásticas y video arte, en diálogo con obras y sentidos muy diversos.

Un caso es en la serie de fotografía "Impermanencia" de la fotógrafa Carolina Cardich, presentada en el festival de fotografía La Nuit de l´instant en Marsella, Francia.

La pieza "Islas Ballena" de Fil Uno sirvió de soundtrack para el video del artista José Vera Matos que formó parte de la muestra Profecía es Memoria en la galería 80m2 y también en la feria Arco en Madrid.

El video artista Jorge Luis Chamorro se sirvió también de la música del proyecto Violonchelo Solo para los piezas de video "Poderes Ocultos" y "Transmisiones" revisiones al archivo fílmico de la biblioteca nacional del Perú, cuya proyección contó además con la performance en vivo de Fil Uno.

La performance íntegra de Violonchelo Solo se dio como parte de las intervenciones a la instalación "There was a Bad Three, sobre un poema de John Giorno y homenaje a Pedro Lemebel" del artista chileno Rhodas Canibal en la galería AMIL, en Lima.

El fotógrafo peruano radicado en Barcelona Mariano Zuzunaga, improvisa al piano sobre la pieza Disco Solar del álbum Violonchelo Solo, creando así una nueva pieza.

Actualmente la pieza Expulsión teambién del proyecto Violonchelo Solo forma parte del film "Swim,Hunt,Runt" de la realizadora Camille Summers Valli en Inglaterra.

Quizá la colaboración más voluminosa de la música de Fil Uno para las artes visuales sea la composición y grabación de la banda sonora de la exposición "Indios Antropófagos" del artista iquiteño Christian Bendayán en la 58 Bienal Internacional de Venecia.

© Fil Uno MMXX